lunes, 15 de diciembre de 2008

Frohe Weihnachten für alles! und Alles Gute zum Geburstag für unsere Lola!

Este jueves volvemos a casita para pasar la Navidad y a ver a nuestra gente, <indirecta>ya que nadie viene a vernos a nosotros...</indirecta> . Nos volvemos el día 30, para pasar Fin de Año con los berlineses. Aquí las vacaciones de Navidad duran menos (acaban el día 3), ya que aquí no vienen los Reyes.
No creemos que volvamos a escribir antes de irnos, así que os deseamos a todos una muy Feliz Navidad y un maravilloso Año Nuevo (y pedidles a los Reyes Magos un trabajo para Javi y unos billetes de avión para vosotros).

Por cierto, hoy cumple nuestra sobrinita su primer añito, así que desde aquí le deseamos que cumpla muchísimos más (y, a ser posible, que estemos con ella para celebrarlo), que sople su velita y que meta la mano en la tarta y los manche de merengue a todos. Aquí os dejamos un vídeo de nuestra sobri, justo antes de venirnos a Alemania:


video
V1: ¿A que es super linda? Los peluches de Trancas
y Barrancas se los regaló Javi a Sole para su cumple.

viernes, 5 de diciembre de 2008

Nos hacemos los suecos III

El domingo decidimos ir a visitar una isla más pequeña que se encontraba al este de Gamla Stan llamada Skeppsholmen. La habíamos visto un par de veces en la guía y teníamos curiosidad.

Así que desde la estación central cogimos un autobús hacia la entrada a la isla. Al llegar nos detuvimos unos instantes a admirar la vista que desde allí había del palacio real:

F1: La vista del palacio real era preciosa (por la
inclinación se sabe que fue hecha con el trípode).


y los primeros edificios de Skeppsholmen:

F3: Curioso el edificio, ¿verdad?

En Skeppsholmen se encuentran el museo de arte moderno (Moderna Museet) y el museo de arquitectura (Arkitekturmuseet); los cuales por falta de tiempo no pudimos visitar. Sin embargo, en la puerta del Moderna Museet había algunas estatuas bastante curiosas, como podéis ver a continuación:

F3: En algunos casos, la perspectiva lo es todo.

F4: Por fin sabemos qué fue de Curro después de la Expo:
Creció, evolucionó y se hizo estatua de arte moderno.

Al llegar al final de esta isla hay un puente que da acceso a otra isla aún más pequeña. Esta isla es muy bonita, con muchos árboles y parecía no ser demasiado visitada por turistas. Aquí había gente que tenía su vivienda (lo cual tiene q ser una jodienda a la hora de ir a trabajar ya que el único acceso a la isla en coche es a través del puente que atravesamos y de Skeppsholmen). El nombre de esta isla (Kastellholmen) viene de un castillete que hay en lo alto de una colina de la misma:

F5: Una vista del castillete con Sole mejorando el paisaje.

Tras echar un vistazo al castillo, y dado que parecía que no se podía visitar, volvimos a Skeppsholmen. Allí se podía coger un ferri que llevaba a diversos lugares de la ciudad. El viaje en el mismo venía incluído en la tarjeta de transportes que compramos al llegar, así que nos montamos en el primero que vino sin importarnos a dónde se dirigía ya que lo único que queríamos era probar el paseo en barco en los canales de Estocolmo. Aquí unas fotos del viaje:

F6: Había muchos barcos chulos en los canales y vimos
unos pocos en el viaje.

F7: Javi: ¡Joder, qué frío!
Sole: ¡Aguanta cariño!

F8: Una vista muy bonita de Gamla Stan desde el ferri.

El ferri nos llevó hasta el puente que conectaba Gamla Stan con Södermalm, una isla muy grande al sur de la Ciudad Vieja. Esta isla tenía una colina enorme de pendiente muy pronunciada de modo que originariamente la parte superior de la isla quedaba bastante inaccesible. Para solucionarlo, a principios del siglo XX construyeron un ascensor que comunicaba la parte baja con la alta. Este ascensor fue remodelado varias décadas después y éste es el que se conserva. Actualmente subir en el ascensor cuesta 10 Coronas, aproximadamente un Euro, pero es la mejor forma de subir si no quieres lidiar con montones de escaleras. Una vez arriba, te encuentras una pasarela para acceder ya a la ciudad desde la cual había unas vistas bastante bonitas.

F9: Una vista preciosa (y detrás la ciudad).

Una vez arriba, dimos un pequeño paseo por la zona y nos dipusimos a bajar (esta vez por las escaleras) para ir al palacio real en Gamla Stan, ya que dentro de poco se iba a producir el cambio de guardia y queríamos verlo; además queríamos dar una vuelta por las tiendecitas de recuerdos.

Una vez en el palacio real y tras una breve espera, comenzó el cambio de guardia. Es bastante bonito y los soldados iban muy coordinados (aunque se notaba que parte de la ceremonia era de pega, porque había momentos en los que se suponía que unos soldados se retiraban y lo que hacían era esconderse detrás de unas enormes columnas que había al fondo del recinto). Una vez terminada la ceremonia, y aprovechando que la banda de música estaba allí, nos mostraron varias señales sonoras que se empleaban antiguamente en el campo de batalla para dirigir la estrategia. He aquí una de estas:

video
V1: Suponemos que será la señal de victoria, tan
artística ella (el del bombo, aunque no se ve muy
bien, es impresionante).

No pudimos terminar de grabar la actuación ya que nos quedamos sin memoria en la tarjeta (1GB en un fin de semana). Bueno, después de ésta tan vistosa nos mostraron otras señales mucho más sobrias y más lógicas en un campo de batalla.

Tras ver el cambio de guardia nos fuimos a comer y despues nos compramos un recuerdo (un Dala Horse) y, para terminar de gastar las coronas, un libro de Star Wars en inglés (:P). Ya sin tiempo para más, nos dirigimos a la estación central para coger el autobús que nos llevaría al aeropuerto y de vuelta a Berlin.

PD: En la entrada de Skansen se nos olvidó poner un video. En él hay gente bailando canciones de navidad típicas suecas:

video
V2: Aquí, o bailan así o se mueren de frío.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Nos hacemos los suecos II

El sábado (casi) nos levantamos tempranito, desayunamos en el hotel (aunque no tenían gran cosa) y salimos hacia otra isla, Djurgården. En Estocolmo tienen en todas las escaleras estas rampas para subir los carritos, las sillitas, etc.

F1: Los suecos tienen que estar súper fuertes,
porque no veáis lo empinadas que son las escaleras.


F2: Vista desde el puente que da entrada a la isla.

Nada más entrar, nos encontramos con el Nordiska Museet (Museo Nórdico). Aquí no entramos, porque llegamos demasiado temprano (abren de 10 a 17, como la mayoría de los museos y atracciones allí).

F3: Entrada principal del museo. La verdad es que
es un edificio digno de ver.


Como el museo estaba cerrado, decidimos seguir dando un paseo por los alrededores. Justo detrás había un cementerio (al "estilo inglés") y entramos.

F4: En el centro del cementerio estaban esta
fuente y este "campanario", además de un
montón de ardillas correteando.

Por la calle nos encontramos con estas curiosas cabinas de teléfono:

F5: No tiene que ser muy cómodo estar
hablando por teléfono cuando esté nevando.


F6: Detrás tenemos el Circus, donde se celebran
conciertos y demás actuaciones.


Finalmente, decidimos visitar Skansen. Es un museo al aire libre en el que se recrea la vida del siglo XIX en varias ciudades suecas. Está muy logrado, tienen casas traidas de toda Suecia en las que se representan, por poner unos ejemplos, los oficios de soplador de vidrio, herrero, impresor, alfarero, cenas típicas de Navidad,...

F7: Javi, que de tanto jugar al WoW, se acabará
convirtiendo en un gnomo de verdad...


F8: Entramos en la tienda del panadero y no pudimos
resistirnos al olorcito a jenjibre...


F9: Una de las casitas típicas. Son un poco raras, ¿no?


F10: Un lago semi-helado. Al fondo está el mercado
de Navidad con un montón de puestecitos con comida
y adornos típicos de allí.

F11: Sole subida en el Dala Horse. Originalmente era
un juguete de madera, pero actualmente es todo un
símbolo de Suecia.


En Skansen tienen también un zoo, y en éste, un apartado especial para los niños.

F12: ¿A que de lejos parecen guirnaldas?
Pues cuando nos acercamos, descubrimos
que eran ¡chupetes!



F13: Y el pozo también estaba lleno de
chupetes de colores.


En el zoo tenían un montón de animales autóctonos de Suecia (lechuzas, zorros, osos hibernando (jo!), alces, renos, lobos,...) y también muchas ardillas "salvajes" (lo ponemos entre comillas por lo que puede verse a continuación):

video
V1: Javi dando anacardos a una ardillita.


F14: Otra casita. ¿Veis qué buenos pilares tiene?
F15: En el interior de una granja. La verdad es que
la ambientación era genial.

F16: La estructura rara del fondo resultó ser un
campanario.


F17: ¡Ains, qué bonito!

F18: Intentando entrar en calor a la salida.
Estos suecos nos llevan años de ventaja...

Después de comer en un árabe, nos fuimos corriendo a ver el Vasamuseet (Museo Vasa). Llegamos a las 16:40 y el que vende los billetes nos dice: "Quedan 20 minutos, aun así tenéis que pagar". Jo, aquí en Berlín si llegas una media hora antes de que cierren, te dejan entrar gratis. Ya que estábamos allí, decidimos entrar y hacer una visita relámpago.

F19: El Vasa es un barco construido a mediados del siglo XVII.
Era temido por todos los enemigos de Suecia y en su viaje
inaugural se hundió debido a exceso de peso. 333 años después
lo sacaron y tuvo que ser rociado con agua durante 20 años
para mantenerlo. La verdad es que es un barco impresionante.


F20: Réplica del mascarón de proa.

F21: Réplica de dos figuras mitológicas del casco para
mostrar cómo eran los colores originales.

Cuando ya avisaron múltiples veces por el altavoz que estaban cerrando, decidimos salir a ver más lugares de la ciudad. En una de las estaciones de metro nos encontramos con este cartel:

F22: Lo que todo linuxero estaba esperando:
¡la Ubuntu Cola! Aunque no nos fiaríamos de un
refresco con sabor a "humanidad" hacia otros...

Ya en el centro de la ciudad, fuimos a ver Stortorget (La Plaza Mayor) y los edificios típicos de allí (si salen en la guía, hay que hacerse una foto con ellos).

F23: Los cuatro con las famosas casitas de la plaza.
El que viva ahí debe estar harto de tanto flash.


F24: La calle más estrecha de la ciudad.

Finalmente, optamos por irnos para el hotel y comprarnos una botellita de ron por el camino para tomarla tranquilamente en el hotel. Entramos en un supermercado y sólo tenían cervezas. Probamos con otros dos y lo mismo. Cuando le preguntamos a una cajera que dónde podíamos comprar algo con alcohol nos dijo que ¡sólo en los bares! Normal que la gente del norte se venga para España...

Nos hacemos los suecos I

El pasado fin de semana nos fuimos a visitar Estocolmo (Suecia) con unos amigos. Habíamos pillado unos vuelos y un hotelito a buen precio, así que dijimos: "Vámonos más al norte, que aquí hace mucho calor". Salimos el viernes 28 bien tempranito y llegamos allí sobre las 10:20.

F1: Esperando para embarcar.

Después tuvimos que coger un autobús que nos llevara a la ciudad, que estaba a unos 90 km (los billetes los sacamos por internet y nos costaron unos 25€ i/v por cabeza). En Suecia no tienen euros, tienen coronas suecas (el cambio, así por encima, es 10 coronas, 1 €). Una vez en la Estación Central, nos compramos unos billetes para el transporte público para todo el fin de semana (20€ cada uno). En ese precio también entra el ferri, ya que Estocolmo está formada por muchas islas, 14 de ellas habitadas. Cogiendo un tren de cercanías se llegaba al hotel y en la puerta nos encontramos con esto:

F2: ¿En qué quedamos? ¿Una estrella o tres?
¿O es que no quedaban carteles con 2 estrellas y
tuvieron que hacer la media?

Después de soltar el equipaje (sólo llevamos equipaje de mano), nos fuimos para el centro y lo primero que hicimos fué comprarnos una guía turística, ya que, como nos fuimos a la aventura, no teníamos ni idea de qué había allí.

Al final decidimos ir a dar una vuelta por una de las islas, Gamla Stan (Ciudad Vieja). Tiene unas vistas chulísimas, con los puentes, las casitas típicas, la iluminación de Navidad,...

F3: Javi, en una de las preciosas plazas del centro.


F4: Vista de uno de los puertos, con un barco de cruceros al fondo.

Tras esto, decidimos ir a ver el Globen, un estadio esférico en el que se celebran tanto acontecimientos deportivos como conciertos. Optamos por ir andando, ya que "parecía que estaba cerca", pero no veáis cómo engañan las distancias.

F5: Nosotros con el dichoso Globen.


F6: El Globen. Vimos que la gente entraba, así que
no íbamos a ser menos, pero una vez dentro, la gente
mostraba a los de seguridad una pulserita especial,
así que nos dimos la vuelta...

Como estábamos muy cansados, decidimos ir a cenar y después al hotel. Saliendo de la estación nos encontramos por casualidad con una fuente que habíamos estado buscando toda la tarde.

F7: Los cuatro frente a la fuente con una torre
iluminada (no nos acordamos del nombre :P).

Un poco más adelante, nos encontramos con este camión mega-rosa-de-la-muerte:

F8: Sole sosteniendo el "Pinkmóvil" (¿a que está fuerte?).

Bueno, esto es sólo el viernes, en los siguientes post os contaremos cómo nos fue el resto del fin de semana.