miércoles, 11 de marzo de 2009

Y la invasión se fué... I

Hace un par de semanas estuvieron de visita unos amigos (no queremos violar su intimidad, así que, por ejemplo, los llamaremos Estela, Manu, Sarah, Reyes y Fran). Vamos a pasar del tema de cómo acomodamos a 7 personas en un piso de un sólo dormitorio y os vamos a hablar de los sitios nuevos que vimos con ellos (evidentemente, los llevamos a ver la Puerta de Brandemburgo, Unter dem Linden, el Muro, ...).

Un día lo pasamos entero visitando Potsdam, una pequeña ciudad al suroeste de Berlín que fué el núcleo de la corte prusiana allá en el siglo XVII.
Primero dimos un paseo por el centro de la ciudad y visitamos el Barrio Holandés (el rey mandó construirlo para que los artesanos holandeses se sintieran más cómodos).

F1: El Barrio Holandés.

Allí también tienen una puerta de Bandemburgo:

F2: La Puerta de Brandemburgo vista desde atrás.

Después entramos en una cafetería para entrar en calor y yo (Sole), inocente de mí, me pedí un chocolate con curaçao, sin tener ni idea de que eso es un licor, así que salí bastante contentilla de la cafetería.

Luego nos fuimos a ver la parte más interesante de Potsdam: los palacios.
El primero de ellos tenía un lago semi-helado alrededor, con el cual nos entretuvimos un buen rato tirando piedrecitas e intentando pisar el hielo sin hundirnos (el algunos casos no conseguimos esto último...).

F3: Javi y Manu en el lago.

Después vimos el palacio de Sansoucci, que era el lugar de residencia de la familia imperial de Prusia y Alemania.

F4: En los jardines de Sansoucci.

La Bilderalerie: es una galería de pinturas.

F5: Estela y Sole en los jardines de la Bildergalerie.

La Orangerie: era un palacio en el que acogían a los invitados reales extranjeros.

F6: Manu y Sole frente al Palacio Orangerie.

La Casa de Té China:

F7: Sarah y Javi junto a la Casa de Té China.

El Neues Palais:

F8: Reyes y Sole frente al Palacio Nuevo.

Todos estos palacios tienen unos jardines bastante extensos, pero cómo podéis imaginar, en estos momentos no están muy bonitos.

(Nos da la impresión de que la segunda parte del post os va a gustar más...)



1 comentario:

Xeros dijo...

Bueeeno,
visto que hay fotitos me animo a volver a comentar. Debo añadir, no obstante, que ya tengo los dientes bastante largos.

Antes de las fotos he observado una gran errata, ¿amigo y Manu en la misma frase?
Ciertamente, debeís hablar de otras personas.

Bueno, vamos allá:

Foto1: ¿Será el nuevo barrio rojo? Lo que el mundo necesita.

Foto2: Bah! mi casa tiene una puerta igual... jeje

[entre-fotos]
Sole, ¿aflorando viejas adicciones? ¡Que malo es el subconsciente!

Foto3: ¡Qué tentacion! A sólo un par de empujoncitos.

Foto4: mola el jardín. ¿Se puede bañar uno en la fuente (cuando haga calor)?

Foto5: ¡Prohibido pisar la hierva! Sole... espera, confirmaré en la proxima foto.

Foto6: Pues sí. ¿Sole, has engordado?
(lo digo porque está lejos, sino a ver quien es el listo)
Ah, tienes un bicho pegado al brazo.

Foto7: Una casa china, una chica marroquí y un palmerino. Representantes de medio mundo.

Foto8: emm ¿y qué se supone que hacéis?
(Reyes tiene nuevo look)


¡He cumplido!
Vamos con el siguiente.